12:22
0
   La publicidad en los viajes es por todos conocidos que se basa mas en medias verdades que en dar una información concisa y detallada, esto ha conducido a no pocos malentendidos en los que el consumidor siempre ha sido la parte mas perjudicada. 

   Es frecuente atender a ofertas de hoteles con encanto, y al llegar el viajero al hotel de la publicidad encontrarse un establecimiento para pernoctar sin las mínimas calidades para este tipo de servicios. 

   Esta situación se repite con demasiada asiduidad y es aceptada con resignación por los usuarios, sin embargo es preciso un cambio de mentalidad y una participación activa por parte del consumidor. Las asociaciones protectoras del consumidor deben actuar denunciando estas publicidades tergiversadas o manipuladas, para que el viajero disfrute sin sobresaltos de sus vacaciones.

0 comentarios:

Publicar un comentario